Los directores de la Ciencia ficción en los años 50

peliculas de ciencia ficcion años 50

Con imaginación, fantasía y muchísimas ganas ellos fueron la base práctica del género más explosivo de los años 50.

Docenas de directores de cine se enfrentaron a guiones imposibles y presupuestos irrisorios para conseguir lo más difícil, facturar sus productos rápidamente y al gusto del gran público; no les pedían personalidad ni autoría, tan sólo rapidez y creérselo tanto como para hacer que los espectadores se lo creyeran también.

Algunos de los directores que citaremos consiguieron ofrecer algo más que simple celeridad, y aplicaron hábilmente a sus films de ciencia ficción ciertas huellas específicas de su propia sensibilidad, otros, fueron mediocres artesanos cuyo mérito consistía en rodar esas baratijas de 70 minutos de duración, con monstruos alienígenas de carnavalescos atuendos, y platillos volantes sujetados con hilo de pescar, esa bisutería infantil que tanto nos divierte ahora.

Curiosamente, el orden alfabético obliga a que empecemos con el que quizás sea el mejor de todos los directores de ciencia ficción en los 50: Jack Arnold. En próximos artículos seguiremos con la lista. – ARNOLD, JACK

Principales obras: “It came from outer space” (1953), “La mujer y el monstruo” (1954), “Revenge of the creature” (1955, secuela de la anterior), “Tarántula” (1955), “El increíble hombre menguante” (1957). La crítica mundial tardó décadas en situar en su justo lugar las joyas que dirigió este hombre. En los últimos tiempos, sin embargo, su nombre evoca ya una sensibilidad fílmica por fin reconocida.

Arnold empezó en el cine como ayudante del documentalista Robert Flaherty. Su ópera prima, un documental titulado “With these hands” (1950), fue premiada con una nominación al Oscar.

Sus producciones de ciencia ficción destilan una preocupación por el mundo, en algunos casos los films de Arnold son metáforas de corte pacifista, ya en forma de avisos ante el peligro de la experimentación científica alocada que desafía las leyes de la naturaleza (”It came from outer space”), la energía nuclear (”El increíble hombre menguante”) o la irrupción indiscriminada del hombre en parajes naturales (”La mujer y el monstruo”).

Experimentó con las técnicas en tres dimensiones (”It came from outer space”, “La mujer y el monstruo”) y nos dejó con una serie de impagables sci-fi movies, nunca delirantes, siempre narrados con buen ritmo, y a veces, consiguiendo sorprendentes obras maestras como “El increíble hombre menguante”, con su discurso sobre la inversión de tamaños-roles (el hombre pasa a ser insignificante, un mero insecto a merced de todo lo que él mismo ha creado), las logradísimas escenas con un gato gigantesco persiguiendo al protagonista y el guión de nada menos que Richard Matheson.

50s ciencia ficcion

– BRANNON, FRED C.

Principales obras: “Radar men from the moon” (1952). Ejemplo de director sin personalidad enfrentado a un producto sin personalidad. Pero qué más da, este hombre fue quien dirigió los episodios del serial “Radar men from the moon”, culebrón sci-fi para la Republic fabricado con tan poca traza que te partes. El protagonista es Commando Cody, típico guaperas del género que lucha contra unos invasores venidos de la Luna con aspecto de veteranos sindicalistas de UGT, ayudado por un cohete a propulsión abrochado por correas a su espalda. Efectos especiales inexistentes y verismo nulo (en “Radar men from the moon”, amigos, los humanos pueden pasearse por la Luna sin casco ni oxígeno. Puro delirio); diversión a raudales con diálogos de niños de P3 y escenas que siempre acaban igual: liándose a hostias extraterrestres y humanos.

En la época, ver este serial equivalía a lo que ahora representa “Expediente X” o “Babylon 5″ , eran sin duda, otros tiempos.

– CORMAN, ROGER

Principales obras: “The day the world ended” (1955), “It! Conquered the world” (1956), “Attack of the crab monsters” (1956), “Not of this earth” (1956), “Teenage caveman” (1958).

Ya hemos hablado (y seguiremos hablando) de Roger Corman en Mundocine. Él es la serie B, el hombre al que le confiarías la paga semanal que te da papá para que realizara con esta un emocionante sci-fi movie. Empezó como revisor de guiones en la American Internacional, compañía para la que dirigiría sus mejores obras, el ciclo de Poe entre ellas. Con 12000 dólares arrebatados a bienintencionados amiguetes, produjo “Monster from the ocean floor” a principios de los 50. Dirigió piezas de mercadillo como “It! Conquered the world”, un favorito personal, el ataque a nuestro planeta de un ridículo alienígena que puede controlar la mente de los humanos, en concreto, hará que todo un esposo como Lee van Cleef le haga la vida imposible a la gritona Beverly Garland.

El hombre que nunca perdió un centavo haciendo una película no era especialmente imaginativo ni personal, simplemente cogía un guión y procuraba quitárselo de encima en el menor tiempo posible, sin complejos ni vergüenza de ningún tipo.

– GORDON, BERT I.

Principales obras: “El gigante ataca” (1957), “Earth vs. The spider” (1958), “War of the Colossal Beast” (1958). Dirigió una pieza imprescindible, de museo: “War of the colossal beast”, en la que daba rienda suelta a sus preferencias por los films con monstruos gigantes aplastando a humanos como simples hormigas.

Los films sobre gigantismo (arañas mutadas en colosales criaturas, mujeres de 50 pies, hormigas del tamaño de un pabellón de baloncesto…) fueron un recurso fácil para la ciencia ficción de los 50, al público le gustaban las cosas bigger than life. La citada “War of the colossal beast” era una revisión del clásico “Attack of the 50 foot woman” (1958, Nathan Juran), que había tenido cierto éxito. La operación no salió demasiado bien, y el film de Gordon palidece ante la imponente Allison Hayes, la única mujer de 50 pies del mundo.

21654864

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *